¿Te casas en otoño? Sácale partido a tu boda otoñal

¡Winter is coming!  Aprovechando el tirón seriéfilo (¿se dice así? Y si no, me habéis entendido), reciclamos esa frase para introducirnos de lleno en las bodas de invierno. El verano toca a su fin, por mucho que lo neguemos y queramos agarrarnos a los cálidos rayos de sol y a los días largos, seguro que ya habéis dicho en algún momento: “Pues ya va anocheciendo más temprano”.

Reconocedlo. Con el verano también se marcha la temporada de enlaces por excelencia, pero no temáis, las bodas de invierno son especiales, tanto o más que una veraniega… Quien dice de invierno, dice bodas de otoño. Y es que todo lo que salga de los enlaces estivales, nos suena a carámbanos y chuzos de punta.

Y es que la moda y las tendencias a veces son caprichosas. Lo que no es cool hoy, mañana es lo más, la moda es cíclica, como la economía. Mal ejemplo en los tiempos que corren, pero es así.

A poco que ya hayas pasado la treintena, habrás disfrutado de los pantalones de campana un par de veces, comenzamos a utilizar móviles y no smartphones, reeditan formatos minis de consolas de antaño como la Súper Nintendo y, si me apuras, quizás veamos el auge de las bodas de “manguita larga”. ¿Apostamos?

Quizás parezca una exageración, pero no es la primera ni será la última vez que empecemos a ver a algún amigo o familiar dándonos la feliz noticia y anunciando un enlace para pleno mes de noviembre.

Y es que si nos ponemos positivos y dejamos de lado los aspectos meramente trending, a estas fechas otoñales e invernales también se les puede sacar la parte positiva. Mientras hoy rebuscas en tu cerebro para encontrar motivos para casarte al relente, mañana será una pelea para encontrar fecha de boda en pleno mes de febrero… ¡Te encantará!

¿Te casas en otoño? No te pierdas estos consejos para sacarle el mayor partido

Ideas para tu boda si te casas en otoño o invierno

No es la primera vez que tratamos este tema (quizás más enfocados al frío invernal), y desde luego, no merece menos, pero lo ideal ahora no es centrarse en ventajas e inconvenientes que seguro tienes más que trillados a estas alturas, mejor hacer un análisis más reposado y ofrecer algún consejo que pueda terminar de convencerte para celebrar tu boda en otoño e invierno. Así que, entre otros muchos consejos, puedes hacer lo siguiente…

¿Ampliar las opciones de estilos para tu traje y complementos?

No sólo hablamos de la manguita larga, sino de estilos y tendencias otoño-invierno, colores otoñales para tu ramo, usar capa… Pero puedes ir más allá, porque ya no es descabellado ver una novia en pantalones o con mono. Serás trending y no dejarás indiferente a nadie.

Darle color a tu enlace

¡Otro color! El pantone se abre sin complejos para dar tonalidades diferentes a tu boda. Así, podrás decorar el salón con flores secas y cálidos colores propios del otoño.

Ahorrar un pico al considerarse temporada baja pero

¿Y…? Tu boda nunca será de segunda clase, en De Boda con Ángela nos negamos a pensar que eso exista, por lo que, lo que sí que tienes seguro, son múltiples ventajas que aquellos que siguen la tradición de las bodas bajo el sol no pueden disfrutar.

Así que, si el salón te sale más económico y el catering es asequible, ¿por qué no disfrutar de un “extra” con el que no contabas?

Llega en coche de caballos o en un vehículo de época, date el capricho de tener un buen detalle con los invitados, da un paso más en el menú o simplemente contrata una Wedding Planner que te haga más llevadera la carga. Sí, dulce y maravillosa carga, pero carga al fin y al cabo que ataca directamente a los nervios de la novia más calmada que conozcamos.

Consejos para bodas otoñales

Aprovechar las supuestas desventajas y llevártelas a tu terreno

Si puede levantarse algo de frío o crees que la lluvia hará una aparición estelar, abres el abanico de posibles regalos para tus invitados.

Buscar el mejor de los escenarios

En las bodas de invierno tratamos el frío y cómo sacarle partido, pero quizás una boda en otoño sea ese punto intermedio que buscabas. Días de colores especiales y temperaturas suaves, una escena con encanto…

Los días pueden ser tan especiales

Sigue sacándole partido a esa escena de cuento. Habla con un buen fotógrafo y hazte las fotos de tu boda en un marco original mientras tu vestido blanco radiante destaca sobre ese fondo de hojarasca en tonos marrones y amarillos. ¿A qué te lo estás imaginando? Y si llueve, pues fotos con botas de agua. A original no te gana nadie…

Una idea original para el ramo de novia de una boda en otoño

Nos gusta, nos apasiona… Así podríamos seguir al menos un par de decenas de líneas más, pero lo interesante es dejar algo para próximos artículos, dejaros con ganas de más o mejor aún, que colaboréis con nosotros y nos digáis qué es lo que más os gusta de una boda de otoño, invierno, noviembre, diciembre…

¡Cuéntanos!

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *