Los 5 errores que no debes cometer cuando te invitan a una boda

Lo sabemos, es INCREIBLEMENTE EMOCIONANTE el momento en el que te invitan a una boda. Y os lo decimos muy en serio. ¡Fuera el tópico de que ser invitad@ a una boda no es más que un compromiso incómodo! Y nosotros, lo que vamos a intentar hoy es evitar que cometas ciertos errores que pueden manchar tu paso como el/la magnific@ invitad@ a un día tan especial como éste.

Y es que, aunque pensamos que ha terminado la época de bodas, en De boda con Ángela no tenemos tiempo de relajarnos, y venimos pensando desde hace meses en nuestras parejas que han confiado en nosotros para organizar su boda en el próximo 2018, así que tenemos que ir pensando en la mejor manera de ayudaros, si éste es vuestro caso y habéis sido invitados a una de estos enlaces.

Errores a evitar por los invitados a una boda

Los 5 errores que no debes cometer cuando te invitan a una boda

Como te decimos, se trata de saber estar a la altura. Piensa por un momento en que, independientemente del grado de compromiso que tengas con l@s contrayentes, es su día. Muy seguramente, el día más importante de sus vidas, y si han decidido invitarte, te puedes sentir un@ privilegiad@, así que… no pierdas esta oportunidad de demostrar toda tu clase y elegancia.

Asume que puede que te inviten a ti sol@

¡Insistimos! Una boda es un evento muy, pero que muy personal, por no hablar del esfuerzo económico que suelen hacer la gran mayoría de parejas que deciden casarse.

Por esto, para ell@s es muy complicado configurar la lista de invitados ideal, en la que no se dejen a nadie detrás, y acertando con los que realmente quieren que les acompañen.

Por eso decimos que, si eres el/la afortunad@ de formar parte de esa lista, debes sentirte orgullos@.

Pero puede ocurrir que en tu invitación no figure ninguna nota que especifique que tu pareja o acompañante haya sido invitad@ también. Si es así, no lo tomes a mal. Y sobre todo, si tienes la más mínima duda de que ha podido ser un “lapsus”, ¡sencillamente, pregunta! Los malos entendidos no llevan nada más que a problemas que se podrían haber resuelto desde antes de dar comienzo, y con algo tan bonito como la confianza.

Confirma tu asistencia cuanto antes

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las parejas de novios es “cerrar su lista de invitad@s”, y no sólo por saber el número de menús que deben reservar, las sillas que tendrán que colocar, los regalos que encargarán… es decir, no sólo se trata de presupuesto económico, sino de poder descargarse de la “tediosa tarea de organizar las mesas de invitados”. De verdad que no os imagináis cuántos quebraderos de cabeza trae esta parte de la boda.

Por tanto, confirma tu asistencia lo antes posible, y evita que los novios tengan que perseguirte para saber si estarás o no con ellos el día de su boda.

Mantén la compostura y ten cuidado con la bebida

Cómo ser la invitada perfecta y no cometer errores

Algo que nos encanta en cualquier boda, es que no falte una copa para refrescarnos. Y está genial que esto ocurra, pero en nosotros está saber dónde está el límite, y no hay nada peor que dejar de ser conscientes de nuestro comportamiento.

Por tanto, es fundamental que mantengas la compostura y tu buena imagen. Y dentro de este punto, aunque suene mal, tenemos que recomendarte que evites emborracharte.

Si en algún momento, te das cuenta de que estás bebiendo un poco más rápido de la cuenta, un buen truco es “cambiar una de esas copas con alcohol por un vaso de agua, o algún que otro zumo”.

No vayas de blanco

Te parece obvio, ¿verdad? Pues créenos, todavía ocurre.

Salvo que la pareja lo haya solicitado por algún motivo concreto, como puede ser una boda ibicenca, por ejemplo, nunca vistas de blanco, o cualquier tono parecido.

Sobre todo, en las chicas, sabemos que es el día de la novia, y que en ningún caso, debemos robarle el más mínimo protagonismo.

No compartas fotos o vídeos durante la boda

Tod@s sabemos que las redes sociales forman parte de nuestras vidas, y que sin ellas, pues much@s no sabrían vivir. De hecho, en “De boda con Ángela” defendemos a ultranza el buen uso de ellas, y nos encanta que participéis en todo lo bueno que se comparte, tanto por nosotros, como por el resto de compañer@s de profesión dentro del sector nupcial.

Pero es muy importante que seas prudente a la hora de compartir contenidos durante el día de la boda a la que has sido invitad@, sobre todo, de aquellas imágenes en las que salen los protagonistas.

Por tanto, salvo que tengas autorización expresa de los contrayentes, no compartas fotografías de la boda, al menos durante ese día.

 

Y nuestro último consejo… agradece de la mejor manera que sepas y puedas, el hecho de haber sido invitad@ a una preciosa boda.

¡Qué tengaís un fin de semana espléndido!

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *