5 motivos por los que podéis retrasar vuestra luna de miel

Cada vez son más las parejas que deciden esperar a celebrar su luna de miel cuando ya han pasado unos días, e incluso unas cuantas semanas. Y es que, aunque la tradición nos dice que l@s recién casad@s deben marcharse de viaje el día después de la boda, ¿verdad? Pues por nuestra parte, os vamos a contar 5 razones por las que podemos retrasar nuestra luna de miel y que pueden ser un gran beneficio.

Los motivos por los que dejar para más tarde la luna de miel

5 motivos para dejar para más tarde nuestra luna de miel

Como os decimos, tenemos que ser valientes, y no dejarnos llevar por el qué dirán, y por supuesto, ser nosotr@s quienes decidimos qué es mejor en cuanto a la organización de nuestro viaje de novi@s, y si nos merece la pena o no esperar un poco de tiempo para vivir la luna de miel perfecta.

Los cinco motivos por los que os podemos aconsejar que esperéis lo que creáis oportuno para iros de luna de miel son:

Ahorrar algo de dinero

Como ya sabéis, no es lo mismo viajar a ciertos destinos en una fecha u otra. El desembolso económico que tendréis que hacer puede variar, y bastante.

Si en vuestro caso, sois vosotr@s quienes vais a soportar la mayoría de gastos de la boda, es posible que necesitéis planear vuestra previsión económica una vez haya pasado el gran día, y necesitéis un par de semanas para valorar cuánto habéis recogido por parte de los invitados, y cuánto podéis dedicar realmente a la luna de miel.

Incluso, tal vez os ayude a tener un presupuesto más exacto que podéis dedicar a los regalos que queréis traer a amigos y familiares.

Viajar a un lugar concreto

Un motivo para cambiar la fecha de la luna de miel puede ser el clima de nuestro destino

No sólo el destino que elijáis va a influir en vuestro bolsillo. También la época del año en la que viajéis determinará qué tiempo os hará.

Es decir, no es lo mismo viajar al Caribe cuando en España es verano (que allí es invierno) o viceversa. Y tampoco tenemos la misma climatología si visitamos el norte de Europa en pleno otoño/invierno, que hacerlo en primavera/verano.

Por tanto, la climatología del lugar del que queremos disfrutar jugará un papel importante a la hora de esperar unas semanas o meses más.

Por motivos de trabajo

Pues sí. Lamentablemente puede ser nuestro caso, y tal vez, nos resulte el motivo menos agradable.

Como sabéis, y según el convenio que tengáis, dispondréis de más o menos días que os pertenecen por vuestra boda. Sin embargo, puede que la carga de trabajo, tanto si sois empresari@s, autónom@s o trabajáis por cuenta ajena, os lo ponga difícil en una fecha determinada para salir de viaje una o dos semanas completas.

Disfrutar de la tranquilidad de estar recién casad@s

La tranquilidad de una pareja de recién casados

Aunque creáis que no, hay parejas que terminan extasiadas de todo el preámbulo que conlleva una boda, y más si se han tenido que encargar de absolutamente todo.

Es aquí donde rompemos una lanza hacia quienes nos dedicamos a ponéroslo todo más fácil, ayudándoos con todos los preparativos de la organización de vuestra boda. L@s wedding planners estamos, entre otras muchas cosas, para descargaros de toda esta tensión que precede a vuestro gran día, y por eso necesitamos que tiréis de nosotr@s, y hagáis el esfuerzo económico que supone contratar a personas que sabemos lo que hacemos, y que trabajamos para vosotr@s, con el único objetivo de que todo salga perfecto el día de vuestro enlace.

Pero si habéis sido presa del estrés, del cansancio, de las desavenencias, e incluso en algún momento, del pánico, puede que necesitéis unos días de descanso emocional para retomar fuerzas y disfrutar al 100% de vuestra luna de miel.

Atender a vuestros invitados que han venido de fuera

Atender como se merecen a quienes han realizado un viaje de muchos kilómetros para estar con nosotr@s el día de nuestra boda es algo que deberíamos tener muy en cuenta.

Puede que se queden unos días, o que por motivos económicos, hayan tenido que reservar su billete de vuelta pasados algunos días desde la boda. No está de más que tengáis un detalle con ellos, y que se sientan acompañados por vosotr@s, l@s protagonistas y el principal motivo de su viaje.

 

Y vosotr@s, ¿tenéis más motivos por los que una pareja de recién casados pueden verse obligados, o no, a retrasar su luna de miel?

Que disfrutéis de un magnífico fin de semana

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *