5 motivos para elegir vuestra boda tipo cóctel

Ya estamos aquí de nuevo. No nos cansamos, y esperamos que vosotros tampoco os canséis de leernos por estos lares…

Son muchas cosas las que aún quedan por contar, pero parece mentira que algún que otro post después, multitud de letra e infinidad de ideas, todavía no hayamos hablado de las ventajas de las bodas tipo cóctel. Bueno, no hemos hablado del concepto de “boda tipo cóctel” a secas.

Si nunca has oído hablar de este tipo de celebraciones, la idea es salirse del convencional salón con mesas independientes y banquete como tal, y optar por poner mesas altas, potenciar puntos de comida y disfrutar de la variedad de degustaciones que pasean los camareros en sus bandejas.

Como siempre, en De Boda con Ángela somos muy “pro-innovación”, pero ante todo, nos encanta ver disfrutar a los protagonistas, sean cuales sean sus preferencias.

Banquetes de boda tipo cóctel

¿Quieres saber qué ventajas tienen las bodas tipo cóctel?

No paramos de hablar de tendencias y de modas. El mundo nupcial avanza con los nuevos tiempos, y cada vez más parejas buscan alejarse de los convencionalismos y la tradición más clásica. Vivimos en la Era de las bodas a “destiempo”, de la originalidad y los detalles para y con los invitados, los puntos de comidas étnicas… ¡Todo cambia!

Pero, ¿hay un cambio más radical que cambiar el propio concepto de banquete? Pues si a alguien no le parece suficiente buscar la diferencia en los detalles y quiere un cambio a lo grande, nada mejor que orientar la celebración al cóctel. Con ello, tú y tus invitados disfrutaréis de alguna que otra ventaja:

Una celebración más dinámica y amena

Con este tipo de celebraciones, la dinámica es más “ágil” y amena. Nada como evitar sillas y mesas para hacer que los invitados interactúen, reconduciendo la ceremonia hacia dónde tú quieres. La entrega de regalos, un break con música, la tarta…

Ahorramos tiempo y esfuerzo obviando el odiado “seating plan”

Una gran ventaja de este tipo de celebraciones es el ahorro de tiempo y esfuerzo. Si estás leyendo esto y ya has pasado por la vicaría, te imagino asintiendo con la cabeza. Para muchas parejas, el plannig de las mesas, organizar a familiares y amigos, evitar juntar a unos e intentar unir a otros se traduce en una auténtica pesadilla. Con la boda tipo cóctel ese problema, desaparece.

Facilidad a lo hora de elegir el menú

Evitas el dilema de la carne o el pescado. Otro de los grandes momentos clave de un banquete es elegir la comida. Aunque acertar en la calidad, servicio y estado de la comida no está 100% en nuestra mano (más bien en la elección del catering y su buen hacer son parte de la clave), sí que somos nosotros quienes debemos orientarles sobre el tipo de plato principal.

Quizás a nuestra abuela le cuesta comer una carne, pero no todo el mundo está por la labor del pescado, y quizás dos platos ya te parece demasiado para una boda en la que los canapés salían en abundancia. Pues la boda de cóctel te da la clave con su infinita variedad.

Si bien, podemos acogernos a multitud de entrantes, como en cualquier celebración sea del tipo que sea, este tipo de bodas van un paso más allá (de hecho es su fuerte) y potencia la variedad y la originalidad con los puntos de comida.

Además de lo que puedas “quitarle” al camarero de su bandeja, suelen montarse puestos con platos más fuertes y elaborados, como arroces, comida étnica, guisos de carne… De esta forma apostamos a caballo ganador y todos los invitados quedarán satisfechos. Si alguien se queja, es porque quiere.

5 motivos por los que organizar el banquete de tu boda tipo cóctel

Fomentamos “el buen rollo”

Como decíamos, en estos banquetes la interacción es mayor, ya que no limitas la conversación a los invitados de una mesa, si no que de una manera abierta tenemos acceso a todo el mundo.

Es fácil y cómodo no sólo para el invitado, si no para los propios novios que pueden hacer más llevaderas las labores de relaciones públicas que se les presuponen en su GRAN DÍA.

Aprovechamos el “escenario” del banquete

Con buen tiempo y un lugar idílico, la boda cóctel lucirá como ninguna. Raro es aquella celebración que no saca una exclamación o un buen aplauso al menos.

Cada vez más, los novios apuestan por actuaciones, sorpresas, vídeos emotivos, bailes originales con padrinos incluidos, etc. Son esos momentos los que hacen especial tu boda y, por tanto, deben brillar con luz propia.

Con las mesas de cóctel en una amplia zona, orientadas a una zona central, centraréis toda la atención hacia lo que los protagonistas queráis. En la imaginación está el límite.

 

Quizás este haya sido un artículo que te haya cambiado un poco el concepto preconcebido de estas celebraciones, pero al fin y al cabo no es más que otra opción porque, al fin y al cabo, lo que cuenta es que es vuestro día, un día, como decimos en De Boda con Ángela, en el que por supuesto vuestros invitados tienen que disfrutar, pero sin olvidaros que vosotros sois los protagonistas. Ya habéis mirado por la familia y amigos, sed un poco egoístas y disfrutad de uno de los días más increíbles de vuestra vida.

PD: Huid del concepto, ¿todo el día de pie? Tienes todas las opciones, desde cómodos sillones para la barra libre, hasta zona de sillas para aquel que necesite reposar. Eso sí, no olvidéis avisar a vuestros invitados (sobre todo a ellas) de que es una boda tipo cóctel para llevar el típico calzado cómodo de después, os lo agradecerán eternamente.

¡A pasarlo bien!

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *