¿Cuáles son las funciones de una madrina de boda?

¡Habéis dado la gran noticia! ¡Os casáis! Y tenéis claro quién será vuestra madrina. Pero, ¿y ella? ¿Sabe cuáles son las funciones de una madrina de boda perfecta?

Según la tradición que conocemos, en la antigüedad, la madre de la novia era elegida como la madrina de boda. Su función principal consistía en protegerla durante el viaje nupcial, ya que en esa época eran frecuentes los ataques por parte de ladrones, porque era conocido por todos que llevaban consigo todas las joyas y objetos de valor recibidos por la pareja.

Los tiempos cambiaron, pero hoy en día, la figura de la madrina sigue siendo muy importante para los novios, participando junto a ellos en uno de los días más importantes de sus vidas.

Las madrinas pueden tener diversas funciones, dependiendo de la complicidad que tengan con los novios. Pensad que, una buena madrina puede ser de gran ayuda antes, durante y después del día de vuestro enlace.

¿Quién debe ser la madrina de boda?

Es fundamental que sepáis elegir a quién queréis que os acompañe uno de los días más importantes de vuestra vida, jugando el papel de madrina de boda.

Por regla general, solemos elegir para esta función a personas muy cercanas a los novios, ya sean madres, hermanas o amigas muy íntimas. Es importante tener en cuenta que debéis contar con una persona de vuestra total confianza, y de la que sabéis, a ciencia cierta, que os brindará todo el apoyo emocional que necesitaréis en esos momentos tan íntimos y especiales.

María, la madre de Antonio le ayuda a vestirse

¿Qué función tiene la madrina de vuestra boda?

Uno de los principales inconvenientes con los que se encuentran las madrinas es, precisamente, no saber de qué se encargará y cuáles son sus obligaciones, no sólo el día del enlace, sino en los días, semanas e incluso meses previos a “el gran día”.

Si habéis sido “afortunadas” en este sentido, y os han elegido para ser la madrina de boda, tenéis que conocer, sí o sí, que os encargaréis de ciertas tareas que, los novios os confían.

Pero no os preocupéis, porque en De boda con Ángela pensamos en vosotras, las futuras madrinas, y queremos ponéroslo un poco más fácil, para que nada os coja por sorpresa.

Antes del día de la boda

Una boda, como podéis imaginar, conlleva multitud de preparativos y pequeños detalles con los que los novios deben contar. Así que, un poco de ayuda con ciertas tareas será muy de agradecer por parte de la pareja.

Es muy importante vuestro consejo de forma sincera, pero eso sí, “dejad siempre que decidan ellos”, ya que son días de muchos nervios, poco descanso, muchas preocupaciones… y no se aprecien las cosas con la suficiente claridad. Menos mal que pueden contar con vosotras, “las mejores madrinas”.

Si sois madres, ya sabéis que uno de los mayores privilegios que podemos tener es el de acompañar a la novia a las distintas pruebas del vestido. En el caso de las madrinas, los papeles suelen cambiarse.

Generalmente, nos encontramos con la situación de que la madrina sea la madre del novio, y por tanto, acompañe a éste a las pruebas de su traje.

Pero, si queréis vivir y disfrutar de las pruebas del vestido de novia, aunque sea la madre (y en su caso, el padrino) quienes la acompañen, no dejéis pasar esta oportunidad, y poned vuestro granito de arena también con ellas.

Las funciones de una madrina antes del día de la boda

Si la pareja decide llevar damas de honor para su ceremonia, es fundamental hacer cumplir con los gustos y consejos de los novios sobre qué estilismo, peinado, vestido, etc… llevarán las chicas que hayan sido elegidas para tal cometido. La incansable madrina, se encargará de que todas luzcan con un brillo especial.

Otra de las tareas importantes, a la par que divertida, es que según el grado de complicidad que tengáis con la novia, la madrina debe encargarse de organizar la despedida de soltera, normalmente, cuando la madrina es alguna amiga especial.

Pero, si es alguna de las madres la elegida, os rogamos que seáis “buenas personas”, y que la liberéis de esa responsabilidad. Serán entonces vuestras amigas íntimas las encargadas de preparaos la fiesta. Estamos seguros de  que conocen mejor vuestros gustos. Y por supuesto, la madrina se limitará tan sólo a disfrutar del evento.

El día de la boda

El principal objetivo para el gran día es eliminar de toda responsabilidad y estrés a los verdaderos protagonistas, para que puedan estar lo más relajado posible, y disfrutar al máximo del día de su enlace.

En este día tan especial, tenéis que saber que, después de la novia y el novio, a la persona que más atención se le prestará seréis vosotras. Así que, elegid el diseño que más os guste y disfrutad de ese día. Eso sí, un consejo: “No os decidáis por colores muy llamativos, y evitaréis robar protagonismo a la novia”.

La madrina tiene como misión principal acompañar al novio al altar. Es fundamental que transmitáis sosiego y serenidad, y que contagiéis esa misma sensación al contrayente, que seguramente sea vuestro hijo. Quién mejor que vosotras para este cometido.

Durante la ceremonia, y justo en el momento en el que la pareja se intercambia las arras, os encargaréis de sostener el ramo de la novia, siempre que ella lo necesite, u os lo pida.

Una vez finalizada, deberéis aseguraros de que las damas de honor repartan entre los invitados, el arroz, los pétalos, el confeti, o lo que hayáis decidido lanzar a los “recién casados”.

Las funciones de una madrina durante el día de la boda

Una vez estéis en el momento del banquete, surgen nuevas funciones que las madrinas debéis realizar, pero que no son de total obligación.

Por ejemplo, podréis participar con los novios en el momento en que éstos pasan por las mesas, repartiendo el regalo a modo de recordatorio del día del enlace. También suele ser el momento en el que reciben los regalos por parte de los invitados. Podrás ayudarles y haceros cargo de los mismos.

Si la novia necesita cambiarse o retocarse en algún momento, debéis ofrecerle vuestra ayuda. Igualmente, deberéis preguntar regularmente si necesita algún tipo de ayuda.

Y por supuesto, encargaros de que todos los invitados estén perfectamente atendidos, y de la perfecta coordinación de todos los proveedores que van a participar en la boda (catering, animación, fotógrafo, autobuses, photocall, música, etc.)

En este último punto, tenemos que entrar, y recordaros que, podéis olvidaros de toda la parte de organización y coordinación del día del enlace, si lo dejáis en nuestras manos, contratando nuestros servicios.

¿Te ayudamos?

Recomendaciones para la madrina

Es prácticamente imposible llevarlo todo bajo control. Por eso, no dudéis en buscar ayuda para estas funciones, porque una de las obligaciones de nuestras madrinas es también la de disfrutar del enlace. Para ello, acudid al padrino, a las amigas, a la familia, a las damas de honor, etc. y veréis que todo saldrá perfecto.

Elegid unos zapatos preciosos, pero sobre todo, que sean cómodos. Son muchas horas las que vais a estar de pie, y seguro que bailando “hasta que el cuerpo aguante”. Buscad vuestra comodidad y disfrutad como si no hubiera un mañana.

Es conveniente que preparéis un pequeño bolsito de emergencias, en el que incluyáis algún tipo de medicamento como pueden ser el paracetamol o el ibuprofeno. Todas sabemos que es un día muy largo, y el estrés nos puede jugar malas pasadas.

Además, es más que posible que necesitemos, en algún momento del día, algún producto de higiene femenina, útiles de costura para un pequeño arreglo, alguna golosina para contrarrestar la falta de azúcar, etc… ¡Confiamos en vuestra sabiduría!

Novia con las madrinas, antes de su boda hindú

Ser elegida madrina en una boda es todo un privilegio que debemos agradecer, y nos toca disfrutarlo junto a las personas que más queremos.

¡Disfruta ese día tan especial!

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.