Qué llevar y cómo preparar la maleta para el viaje de luna de miel

Para algunas personas, poder dar consejos sobre cómo preparar nuestra maleta de luna de miel puede resultar fácil o difícil, según el “optimismo” con el que vean este paso. ¡Sí, optimismo, decimos bien!

Es decir, puede que fuera anoche mismo, o hace un par de días como mucho, cuando habéis terminado la gran fiesta de vuestra boda, y como mínimo, estaréis cansad@s.

Pero, los siete, diez o quince días que se os avecinan, y en los que disfrutaréis de vuestra luna de miel, también se han hecho esperar, y por tanto, lo normal es que lo cojamos con un optimismo fuera de lo normal.

Así que, con esto queremos deciros que seréis capaces de hacer vuestra maleta para la luna de miel con una facilidad enorme.

Lo primero es tener claro qué debo y que no debo llevar en la maleta

Si tienes claro qué debes llevar en tu maleta para la luna de miel, y qué es lo que debes dejar en casa, tendrás gran parte de la batalla ganada, porque ahorrarás en tiempo de preparación (por no hablar del tiempo una vez lleguéis al hotel y os pongáis a sacar y ordenar cosas), reduciréis el peso de la maleta (y con ello, facturación en aeropuertos, por ejemplo), ganaréis en comodidad, y evitaréis riesgos innecesarios en caso de pérdida de equipaje, e incluso algún que otro hurto desafortunado (pero esto es lo último en lo que debéis pensar, porque no es lo habitual)

Lo ideal es que busquéis prendas que sean fáciles de combinar entre sí, y que dejéis un pequeño margen a alguna que otra “comprilla”.

Lo normal es que se os pasen algunos detalles, y que algo se os quede en tierra. Por eso, es muy recomendable ir adelantando esta labor de preparación de la maleta de vuestro viaje de novios, incluso días antes de vuestra boda, aunque sabemos de primera mano que es complicado con todo lo que se nos agolpa esas dos últimas semanas. De hecho, hay detalles que son imposibles de preparar hasta el mismo día de salida como pueden ser nuestro cepillo de dientes, la crema facial y corporal, algún que otro zapato, etc… Pero notaréis que daréis un gran paso si vais haciendo la maleta poco a poco.

Precisamente, para que las semanas previas a la boda podáis estar más relajad@s, os dábamos estos consejos sobre qué debemos tener preparado unos dos meses antes de la boda.

Así que, llega el momento de saber…

Qué debemos tener en cuenta a la hora de preparar la maleta para la luna de miel

Qué llevar en nuestra maleta para un viaje de luna de miel perfecto

Como os decimos, lo ideal es que llevéis sólo y exclusivamente lo que vais a necesitar, y nada más. No es fácil, en serio, porque queremos tenerlo todo controlado, pero es prácticamente imposible que no nos surja cualquier pequeño imprevisto.

Cuál es vuestro destino para la luna de miel

¿Vais a algún destino de playa? ¿Tal vez sois aventureros y os vais a adentrar en la selva o algún safari? ¿O tenéis previsto conocer ciudades y espacios culturales?

Afortunadamente, es tantísima la variedad y la oferta de destinos diferentes que podemos elegir aquel lugar que nunca hemos visitado, y que por un motivo u otro, queremos conocer.

Pues creemos que sobran las palabras. Elegid un tipo de vestuario, y calzado, u otro dependiendo de la actividad diaria que vais a tener.

Qué condiciones climatológicas tendréis

En nuestra opinión, lo básico. Dependiendo de la zona a la que vayáis, vais a necesitar más o menos abrigo. Incluso, hay países en los que por el día tendréis que llevar manga corta, pero en cuanto cae el sol, refresca de lo lindo. De hecho, puede depender también de la región dentro del mismo país. No hay que irse muy lejos, aquí mismo, en nuestra zona norte nos ocurre esto mismo, como por ejemplo en Asturias, Galicia, Aragón…

Tal vez es en este punto donde encontraréis más dificultades a la hora de descartar la mayor parte de vuestro equipaje.

¿Cuánto tiempo estaréis de luna de miel?

¡Sí, chic@s! No es lo mismo que estemos una semanita de viaje, a que doblemos nuestra estancia, y disfrutemos de quince días de luna de miel.

Aunque estemos en un hotel y hagamos uso del servicio de lavandería, o bien disfrutemos de un apartamento y tengamos total libertad para poner la lavadora, nos vamos a ver obligados a aumentar nuestro equipaje con total seguridad.

De hecho, a mayor tiempo de estancia, más posibilidades tenemos de que surjan salidas nocturnas en las que nos apetezca arreglarnos un poco más (a ya sabéis cómo somos, sobre todo las chicas… “No nos gusta nada repetir modelito”)

Consejos para saber qué llevar en tu equipaje para la luna de miel

Lo que debemos llevar en nuestra maleta para una luna de miel perfecta

Una vez tenemos claro qué debemos tener en cuenta a la hora de hacer nuestra maleta, el siguiente paso sería realizar una lista (días, e incluso semanas antes, por favor) de aquéllas cosas indispensables que deben acompañarnos a cualquier viaje, sea una luna de miel o no, como son los objetos de aseo personal, documentación, guías o mapas, etc…

Pero la luna de miel no es cualquier viaje, ni mucho menos. ¡Es vuestra luna de miel! Vuestro primer viaje de casados, y en muchas ocasiones, buscamos premiarnos nosotr@s mism@s por todo el esfuerzo que hemos realizado con toda la organización de la boda. ¿A que sí?

Dicho esto, ahí va una lista con lo que debemos llevar (sí o sí) a nuestra luna de miel.

Aseo personal

Como te decíamos, haz una lista que te sirva como “checking” para ir señalando de alguna manera (ya sea con un OK, alguna señal como una cruz, tachando, o señalando con algún rotulador fluorescente) aquello que ya has echado en tu bolsa de aseo.

Ponte a pensar qué es lo que necesitas desde que te levantas hasta que te acuestas. Por ejemplo:

  • Cepillo y crema de dientes, toallitas desmaquilladoras, desodorante, maquillaje, champú y crema acondicionadora o mascarilla (aunque algun@s confiamos en que en el hotel vamos a disponer de champú y gel, no suele ser suficiente, así que te recomendamos que lleves algo, o bien, tendrás que dedicar algún momento a vuestra llegada para hacer una pequeña compra), tu perfume favorito, tu cepillo para el pelo y algunos que otros accesorios para el cabello, tipo pinzas, pañuelos, horquillas, etc…

La lista de productos de aseo personal puede ser bastante más extensa, pero como hemos dicho al principio, tendrás que descartar y sacrificar cosas. Piensa realmente en lo que necesitas, y lo que no, déjalo en casa.

En este punto, es importante destacar que puedes aligerar el trámite en el aeropuerto (si es tu caso) eligiendo una bolsa de aseo o neceser, así como los botes que contengan líquidos, sean transparentes.

Ropa

Entramos en la zona prohibida de este post. Toca elegir qué vestuario te llevas a tu luna de miel, así que, difícil lo tenemos, ¿verdad?

Pues nada de eso. Es cuestión de plantearlo con tranquilidad y minimizar los posibles imprevistos, volviendo a listar lo indispensable, y sobre todo, que sea ropa cómoda. Por ejemplo:

  • Camisetas, faldas, vaqueros, vestidos cómodos, alguna sudadera, calcetines, etc…

Digamos que es lo básico, y a muy grandes rasgos, porque dependiendo de las temperaturas que prevemos que vamos a soportar, tendremos que sumar pantalones, camisetas y vestiditos más sueltos, en el caso de que vayamos a zonas calurosas, e incluso nuestro bikini o traje de baño si podemos darnos algún chapuzón en alguna preciosa playa.

El mayor problema lo tenemos cuando vamos a zonas frías, porque es aquí donde veremos aumentados nuestros equipajes considerablemente. Es la ropa que más espacio ocupa, y más peso suma. Entre ellos, algún gorro, guantes, calcetines, ropa térmica y lo más incómodo de transportar, abrigos.

Y para alguna que otra noche romántica (suele darse sobre todo en cruceros, pero quién dice que cualquier restaurante de cualquier ciudad no lo requiere) es fundamental que contemos con algún vestido más elegante para una velada de lo más íntima.

Lencería y ropa interior

Pues sí, chicas, esto lo ponemos en un punto diferente al vestuario anterior. ¿Por qué? Pues porque vamos de luna de miel, y tenemos que sentirnos más sensuales que nunca, ¿no os parece?

Independientemente de que llevéis lencería algo más sexy de lo normal (chicos y chicas), sí que es cierto que tenéis que pensar no sólo en el momento de dormir, sino en el resto del día, y tenemos ropa interior con la que nos sentimos más cómod@s en función de la actividad que vamos a realizar durante la jornada.

Calzado

Tampoco deberíais darle muchas vueltas al asunto, pero la efectividad en el acierto del calzado que usaremos durante la luna de miel es sumamente importante. ¿Te imaginas que elijas mal los zapatos que vas a poner, y en la mitad del día tengas los pies intratables? Lo básico:

  • Un par de deportivos, unas zapatillas para los momentos de descanso en el apartamento o en la habitación, unos zapatos de vestir para alguna que otra cena.

Es lo básico, pero podríamos sumar algunas que otras sandalias, y algún que otro par de zapatillas de diario.

Los zapatos también suelen abultar bastante, así que es importante no sólo la elección, sino la manera en la que los empaquetamos. Aprovecha el espacio al máximo.

Otras cosas que deben estar en vuestra lista

Hablamos de otras muchas cosas que son básicas en cualquier viaje, sobre todo cuando vamos a estar fuera un buen número de días (y si cruzamos nuestras fronteras, más aún):

  • Medicinas que tomes con regularidad o que puedan servirnos de ayuda en un momento dado (sin llegar a mencionar llevar un botiquín de primeros auxilios), documentación necesaria para el viaje (pasaporte, DNI, tarjetas sanitarias, visados, reservas de hoteles, etc…), tarjetas de crédito y algo de dinero en efectivo, etc…

Consejos para aprovechar al máximo nuestra maleta para el viaje de luna de miel

Consejos para aprovechar la maleta y empaquetar nuestro equipaje

El consejo principal para hacer nuestro equipaje para la luna de miel es que aproveches cualquier rincón de la maleta. Créenos, no es tan complicado. Aquí unos consejos para ayudarte a ganar espacio a tu maleta.

  • Coloca en el fondo los zapatos, y aprovecha los pequeños espacios para rellenarlos con calcetines, medias, ropa interior que no sea delicada, etc…
  • Enrolla las prendas de diario, y que no se arruguen con demasiada facilidad. Es un magnífico truco al que no solemos darle tanta importancia, y nos facilita bastante la labor.
  • Haz las maletas por niveles. Después de los zapatos, comienza por las prendas que mejor soporta el peso, y que menos se arrugue, para dejar arriba la ropa más delicada.
  • Si optas por meter líquidos en la maleta, y no en el equipaje de mano, asegúrate de que lo haces en recipientes que, bajo ningún concepto, puedan romperse. Imagina por un momento que llegáis al hotel y al abrir la maleta, está toda la ropa manchada. ¡Houston, tenemos un problema!
  • Intenta llevar recipientes y botes pequeños para los productos de aseo, tales como champús, geles, cremas, etc… Es mucho más fácil de integrar en una maleta.
  • Si tienes opción de dividirlo todo en dos maletas, en vez de agolparlo todo en la misma, ¡genial entonces! porque podrás organizarlo, no sólo mejor, sino que podrás separar prendas y accesorios que puedan perjudicarse (prendas más delicadas separadas de utensilios que tengan punta, por ejemplo)

El equipaje de mano

Nuestra recomendación principal respecto al equipaje de mano es que le saquéis el máximo partido, puesto que es lo que tendréis disponible y a la mano en todo momento. Por tanto, lo más valioso debería estar incluido aquí (dinero en efectivo, joyas, documentación que nos identifique, billetes, reservas, etc…

De esta manera, si tenemos algún imprevisto con la pérdida de nuestro equipaje, al menos tenemos garantizado poder seguir adelante con nuestro viaje de luna de miel.

A todo esto, especialmente si llevamos ropa de abrigo, los momentos de los desplazamientos en avión, tren, coche o barco, llevar ropa encima que pueda abultar considerablemente la maleta, puede ayudarnos, aunque sea un pequeño sacrificio.

Y por supuesto, lo que nunca debéis dejar en casa es vuestra ilusión, vuestra sonrisa, y vuestras ganas de disfrutar y pasarlo bien durante vuestra luna de miel. Seguro que así os aseguráis de que será inolvidable.

¡Y a ser muy felices el resto de vuestras vidas!

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *