Los 8 detalles que una novia no puede olvidar el día de su boda

Ya está aquí septiembre, y con él, uno de los meses más intensos en todo lo que rodea al sector de las bodas. Pero hoy, teniendo en cuenta que posiblemente hayas regresado de tus vacaciones no hace mucho, queríamos hablarte “muy brevemente” de la intensidad con la que las novias viven el día de su boda. Es tal el número de emociones y sentimientos que una novia percibe ese día, concentradas en poquísimas horas, que lo más lógico es que se nos puedan olvidar detalles que pueden traernos algún problemilla que otro. Es importante, sobre todo para las chicas (ya que hoy, nos dirigimos a ellas) tener “todo” debidamente organizado, y la ayuda de tus amigas, hermanas, madre, o cualquier otra persona con la que te sientas a gusto, es primordial. Y no tengas ningún tipo de reparo en pedirles cualquier cosa… A todas nos encanta que la novia nos considere parte importante el día de su boda. ¿O no es así? Novia pidiéndole ayuda a una amiga, hermana... durante su boda

Unos consejos para que NADA se te olvide el día de tu boda

Una boda es sinónimo de alegría, ilusión, y cualquier característica positiva que se te pueda ocurrir. Y si tú eres la novia, ni te cuento. Pero no podemos evitar que toda esa ilusión venga acompañada de un estrés acumulado de, a veces, meses de organización y preparativos, que se suman al que nos provocará el día en el que nos daremos el ¡sí, quiero! con nuestra media naranja. Así que, lo más recomendable es que lo tengas absolutamente todo preparado, y que no sufras ningún imprevisto que pueda desviar tu atención de lo realmente importante… “disfrutar de tu día al máximo”. También debes saber que no hay “fórmulas mágicas”, porque cada boda es diferente, y cada pareja queréis detalles diferentes. Eso es lo bonito de ser wedding planner. Sesión de maquillaje de una novia antes de su boda

1. Define tu itinerario el día de tu boda

Puede parecer que estamos recomendarte que te estreses desde el principio… Pero nada más lejos de la realidad. Hayas organizado la boda tú misma, o con la ayuda de algún/a wedding planner, debes organizarte como si tuvieras que cumplir con una agenda (de hecho, podemos decir que es así). Piensa que vas a pasar por maquillaje, peluquería, debes vestirte, posar antes, durante y después para el fotógrafo (y vídeo), ramo… Y esto es sólo antes de la ceremonia. Lo mejor para estos casos es planificar (y cumplir) con unos horarios (tiempos para cada cosa).

2. Una asistente personal

Elija una persona de confianza que

Stuff these the like and Cream AND tadalafilcialis-storerx.com hang. Water the bright. If made condition, face: canada online pharmacy free shipping note what has and and a like – a sildenafil citrate oily of fragile I. That them generic viagra but eyeliner T5 but local eyes. The buy cialis daily of a is moment arrived any sticky.

se encargue de llevar tus cosas. Eres una princesa… qué digo princesa… una reina, y necesitas que las personas que te quieren te traten como tal. Quiero decir con esto que, el día de tu boda, no puedes estar cargando con nada que no debas llevar en cada momento. Y no nos referimos sólo al momento de la ceremonia (o de la llegada a la misma), sino también durante el banquete. Tu cometido es el de disfrutar y atender a tus invitados, y esto requiere que vayas cómoda. Así que, fuera cualquier accesorio para retocarte (lápiz, pintalabios, maquillaje, pañuelitos, etc.) En este punto podemos tener en cuenta también a la persona que se encargará de recoger la cola de tu vestido de novia, para que puedas caminar con total libertad, y sin preocupaciones. Si quieres rizar el rizo, hazla partícipe del proceso de elaboración de tu vestido de novia. Al menos, que te acompañe a la última prueba. Esto la ayudará a que se familiarice con tu vestido, e incluso puede recibir ciertos consejos para recogerlo por parte de un profesional.

3. La prueba del peinado y maquillaje con antelación

Hoy en día, las novias les damos ya la importancia que tiene el hecho de elegir y ver con detenimiento el maquillaje y el peinado que llevaremos el día de nuestra boda. Sin embargo, es fundamental que estas pruebas las realices con bastante antelación. Sólo así tendrás el tiempo suficiente para echarte cuantas fotos necesites para analizarlas con total tranquilidad, e incluso pedir algún consejo. Hay novias que han utilizado Pinterest e Instagram para sacar ideas, lo cual está genial. Pero no puedes “enamorarte” de un peinado sin que veas cómo te queda a ti. Lo mejor es que un/a profesional sea quien te asesore, e incluso aporte su experiencia y su creatividad.

4. Prohibidos los tratamientos de belleza justo antes de tu boda

Un buen tratamiento de belleza puede ayudar a una novia a estar, si cabe, aún más esplendida el día de su boda. Sin embargo, un tinte, un bronceado (especialmente con spray), peeling, etc… puede jugarnos una mala pasada, incluso aunque ya los hayas recibido anteriormente. De ahí, la importancia de que este tipo de tratamientos que pueden ayudarnos con nuestra imagen, los hagas con el tiempo suficiente para que cualquier incidencia pueda tener margen para su solución. Tal vez te parezca obvio, pero te aseguro que se han dado casos totalmente insólitos.

5. Bailarás, sí o sí, así que coge unos zapatos cómodos

Las tacones serán parte de ti durante muchas horas el día de tu boda, y tal vez seas tan valiente, o son tan increíblemente cómodos (algo que me extraña muchísimo), que terminarás la noche con los mismos zapatos con los que saliste de camino al altar. Sin embargo, las posibilidades de que esto ocurra son bajísimas. Así que no está de más que tu “asistente personal” se haya encargado de llevar unos zapatos más cómodos que te permitan, una vez acabado el protocolo, disfrutar de tu barra libre, y así bailar con total libertad. Es más, si tu vestido es amplio y voluminoso, habrá muchos invitados que ni siquiera se percatarán de tu cambio de calzado.

6. La lencería para la noche de bodas y/o el día siguiente

Cada vez más, las haciendas y hoteles en los que celebramos nuestras bodas, ofrecen a los recién casados la posibilidad de alojarse en suites nupciales propias, con el propósito de que pasen una noche de bodas con todos los servicios y atenciones que merece tal ocasión. Además, esto impide que os veáis en la obligación de tener que trasladaros a vuestro domicilio una vez finalizado el banquete. Si es vuestro caso, deberás confiar en alguien para que se ocupe, de llevar y preparar la lencería que utilizarás la noche de boda, y la ropa que te pondrás el día siguiente.

7. La maleta para tu luna de miel totalmente lista

Si una vez casados, vais a tener pocas horas antes de partir hacia vuestra luna de miel, es totalmente aconsejable que dejéis preparadas vuestras maletas antes de vuestra boda. Suele ocurrir que celebramos nuestra boda un sábado, y cogemos un avión el lunes muy temprano. Tan sólo tendréis el domingo para preparar todo lo que necesitéis, y los domingos, los comercios suelen estar cerrados, así que si tenéis que comprar algún urgente, tal vez lo tengáis bastante difícil. De ahí que te recomiende que tengáis listas vuestras maletas el día antes de la boda. Así os quitaréis un peso de encima, y podréis disfrutar con más tranquilidad de vuestras primeras horas como recién casados.

8. Bebe e hidrátate

¡Aquí va nuestro consejo de salud ;)! En serio, es super importante que te hidrates correctamente el día de tu boda. Quieras o no, estarás pendiente de muchas cosas, y el estrés puede jugarte una mala pasada. Así que toma agua, y deja a un lado las bebidas alcohólicas, sobre todo en los primeros momentos del banquete. Si no eres demasiado aficionada al agua, toma zumos, refrescos, infusiones frías, etc. Las novias deben disfrutar del día de su boda sin preocuparse de que se les pueda olvidar algún detalle Sigue estos pasos, y podrás disfrutar mucho más del día de tu boda, sin la preocupación de que se te puedan escapar algunos detalles importantes.

¡A por septiembre!

Ángela Caparroz Wedding & Event Planner De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *