¿Qué debo visitar, y no perderme en nuestra luna de miel si viajamos a Italia?

Está claro que uno de los lugares más bellos para visitar durante nuestra luna de miel es Italia. Y es que, Italia nos permite disfrutar de rincones íntimos y románticos, que hacen que nuestro viaje de novios resulte inolvidable.

Pero no es sólo su belleza lo que enamora a cualquiera que visite tierra italiana. Es también su cultura, su gastronomía, y sobre todo, su historia llena de artistas, poetas, escritores… los que han forjado más de tres mil años de vida.

Es el viaje ideal para aquellas parejas a las que les encanta el arte y la historia. Podréis visitar vestigios romanos, muestras de arte renacnetista, conocer pueblos de montaña preciosos de la época del medievo, e incluso “navegar” por los canales de Venecia o practicar esquí en los impresionantes Alpes. ¿No queríais romanticismo en estado puro? Ésta es vuestra elección entonces.

Planifiquemos nuestro viaje de novios por Italia

Dependerá del número de días que tengáis previsto para vuestra luna de miel. Nosotros hemos planteado una romántica luna de miel de 9 días, teniendo en cuenta que el primero de ellos realizaréis el cheking en vuestro hotel, y es muy probable que se os vaya más de medio día entre la llegada al aeropuerto, traslado y que os acomodéis en vuestra habitación.

Lugares para visitar en Italia en nuestro viaje de novios

1er. día

Lo ideal en esa primera tarde en, seguramente Roma, os informéis lo máximo posible, tanto en el hotel como en la Oficina de Turismo.

2º día

Damos por hecho que habéis aterrizado en Roma, y al menos, los tres primeros días disfrutaremos de ella.

Podréis coger el metro y llegar a la Plaza de España. Es una buena forma de comenzar nuestro viaje conociendo su escalinata y el ambiente que se respira en esta plaza, pero a partir de ahora, preparaos, porque seguimos a pie.

A través de la Vía dei Condotti, llegaréis a la Vía del Corso. Son dos de las calles más comerciales de Roma. Cruzaréis la Piazza Colonna, en la que podréis ver la Columna de Marco Aurelio.

Muy cerca de allí, y cruzando la Vía delle Muratte, llegaréis a uno de los lugares más bellos que tiene Roma, que es la Fontana de Trevi. Obligado pararse y fotografiarse en ella, y si os gustan las leyendas, no podéis marcharos sin tirar una moneda.

En algo más de 5 minutos podréis llegar al Panteón, que es el edifico del Imperio Romano que mejor se conserva. Aprovechad y tomaros un capuccino en alguna de las terrazas que hay en la plaza.

Podéis seguir y conocer muy cerca de allí, la Plaza Navona, y sus tres fuentes, el Monumento a Víctor Manuel II, y si os sombra tiempo, la Plaza del Campidoglio.

Y si os quedan fuerzas al final de la tarde, os vendrá genial tomaros una copa en el Campo dei Fiori, que es una de las plazas con más ambiente de Roma.

3er. día

Es una pena visitar Roma, y no contemplar la belleza del Vaticano. Eso sí, debéis tener en cuenta que los domingos, los museos cierran, excepto el último de cada mes. Lo ideal es que este día madruguéis algo más, y que no lleguéis más tarde de las 9 de la mañana.

Para llegar a la Ciudad del Vaticano, usaréis el metro hasta la parada Ottaviano, y seguir las indicaciones hasta que os encontréis en la Plaza de San Pedro. Es impresionante.

Para entrar a la Basílica de San Pedro, no tendréis más remedio que hacer cola, pero si os gusta el arte, merecerá la pena la larga espera.

Si al final de la tarde os apetece algo de relax, pasaros por Villa Borghese, y dad un paseo, parejita. ¡Precioso!

4º día

Quien viaja a Roma, normalmente disfruta con todo lo que tenga que ver con su historia, así que es el día ideal para visitar el Foro Romano, el Coliseo y el Palatino.

En la Plaza del Campidoglio veréis la estatua de Rómulo y Remo, pero debéis afinar la vista, porque se encuentra antes de entrar a la plaza, y no es fácil de ver.

En 10 minutos, bajando las escaleras de la plaza, llegaréis a la Boca de la Verdad, que se encuentra en la iglesia de Santa María.

Otro de los rincones que no os podéis perder es el Trastevere, que es un de los barrios más visitados por los turistas. Aquí encontraréis una oferta hostelera al alcance de cualquier bolsillo, con precios muy asequibles. Y, si hacéis vuestro viaje de novios con buen tiempo, tomaros un helado en la plaza de la Basílica de Santa María de Trastevere.

¿Os quedan fuerzas todavía? Pues no os perdáis las ruinas del Circo Máximo y las Termas de Caracalla.

Lugares para visitar en Roma en nuestra luna de miel

5º día

Nos levantaremos hoy con las maletas hechas, porque cambiaremos de hotel. Podéis utilizar este día para viajar hacia la parte de la Toscana. Os recomendamos visitar el pueblo mediaval de Orvieto y sus callejuelas junto a la Catedral.

Más tarde podeís seguir hacia Sena, que es una espacio que os llevará a lo más cercano de sentir cómo se vivío en la Edad Media.

No dejéis de parar en San Gimignano, que es un pueblecito precioso que está camino de Florencia, que será la ciudad en la que haréis noche.

6º día

Este día será para disfrutar por completo de Florencia, y de su historia.

Florencia es la capital de la Toscana, y tiene multiud de plazas a cuál más linda. Podemos visitar su iglesia, observar su increible arquitectura, y cruzar el río Arno por cualqueira de sus puentes.

En sus calles y plazas se montan varios mercadillos donde podréis comprar delicias a precios muy asequibles.

Por la noche, podréis disfrutar de una cena romántica en el Palazzo Borghese, que es un restaurante renacentista con una decoración increible.

7º día

2 horas nos separan desde Florencia hasta Venecia, así que toca madrugar de nuevo.

Está claro que no podéis abandonar esta ciudad sin haber navegado en una de sus góndolas. Si contratáis un paseo en barco, podréis conocer las islas Murano y Burano.

En el corazón de Venecia, disfrutaréis de la Piazza di San Marcos, que es un lugar idílico.

8º día

Nos toca viajar de nuevo para dirigirnos hasta Roma, desde donde cogeremos al día siguiente el avión para volver a España.

Pero este día será intenso, porque tenemos casi 4 horas de viaje en los que no podéis dejar de visitar dos pueblos preciosos como son Rávena, donde conoceréis el Mausoleo de Gala Pacidia y la Basílica de San Vital.

El otro pueblo lo encontaréis una vez hayáis cruzado los Apeninos. Es Asís, un pueblo que goza de la Basílica de San Francisco, un monumento impresionante.

Y a última hora, a seguir por carretera hasta nuestro hotel en Roma.

9º, y último día

Dependiendo de la hora a la que tengáis que estar en el aeropuerto para facturar vuestras maletas, podréis aprovechar más o menos el tiempo en Roma, pero está claro que aquí terminamos nuestro viaje de luna de miel a la bella Italia.

Esperamos que podáis disfrutar de un increible viaje de novios con esta pequeña guía que os hemos preparado.

Nosotros, partimos para Alicante, para coordinar una preciosa boda muy cerquita del Mediterráneo.

¡Disfrutad de otro increible fin de semana!

Ángela Caparroz
Wedding & Event Planner
De Boda con Ángela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *